El Servicio de Orientación Vocacional que ofrece APEX te ayuda a decidir qué carrera universitaria o post-grado estudiar. A través del Examen de Aptitud Académica (A.C.A.D.), descubrirás el área académica y profesional para la que eres apto. Luego, APEX realiza una búsqueda (S.I.T.) de las alternativas de universidades en las que puedes estudiar esa carrera o post-grado, ya sea en los EEUU, Canadá, Australia, Inglaterra o Alemania, según tu preferencia. Y si necesitas prepararte para ingresar, te ofrecemos cursos específicos que se acoplen a tus necesidades


Esta prueba determina el área académica y profesional para la que eres apto y tienes mayores opciones de éxito. La prueba consiste en 11 diferentes cuestionarios que miden tu aptitud desde diferentes puntos de vista. Primero tus cualidades innatas, para luego contrastarlas con las cualidades que puedes aprender. Segundo tu personalidad, ya que no siempre coincide lo innato con la personalidad que se va formando. Tercero la motivación, ya que no siempre coinciden lo innato y lo aprendido con lo que se desea aprender.

El análisis se realiza en base a estos tres puntos de vista, luego se diagnostica el área en la cual tendrías mayores opciones de éxito y se te recomiendan las carreras de estudio existentes en esas áreas.


Cuando te hayas definido en la carrera de estudio, llenas una solicitud y APEX realiza una búsqueda de las alternativas de universidades en las que puedes estudiar la carrera o post-grado escogido. El resultado, que se reportará en 5 días laborables, arrojará los siguientes datos:

Nombre de la Institución, localización, costo de matrícula anual aproximada, costo de vivienda anual aproximada, costo total anual aproximado, requisito mínimo de TOEFL (u otros exámenes requeridos para el ingreso), costo de aplicación a la Institución, y fecha límite de aplicación.

Para aplicar, debes tomar en cuenta que la mayoría de universidades en el extranjero requieren que los trámites se realicen con 6 meses hasta con un año de anticipación. Al obtener ya la aceptación de la/las Institución/es donde deseas estudiar, puedes obtener información de las instituciones a nivel mundial que ofrecen apoyo financiero para tales estudios.


APEX ofrece programas de preparación para ingresar al estudio universitario y/o de post-grado en EEUU, Canadá, Inglaterra, Australia, Alemania, Francia e Italia.
Cursos de TOEFL, IELTS, GMAT, GRE, Cambridge, DSH, DELF/DALF
Curso de Inglés Académico
Curso Universitario Intensivo
Curso de Pre-MBA
Curso de Fundamentos Universitarios
Cursos Vocacionales de Hotelería, Turismo, Secretariado
Cursos de Especialización de Post-grado

FACTORES A TOMAR EN CUENTA

Hay personas que no pueden vivir lejos del océano, tú puedes ser uno de ellos. Si así es, no vayas a estudiar en Iowa. Otras necesitarán montañas, ciclismo, deportes de aire libre, para ser felices. Algunos estudiantes prefieren pueblos que son un poco campestres y no demasiado ruidosos. Seguro que esto no tiene nada que ver con educación, pero tú estás seleccionando además, tu nuevo ambiente de vida. Tu felicidad fuera de clase te hará más productivo en ella.

Invierno en Maine no es para los que están acostumbrados al clima tropical. Es difícil adaptarse al clima y cuesta mucho el comprar nueva ropa sólo para invierno. Si los días lluviosos te hacen sentir deprimido, piensa dos veces antes de ir a estudiar en Oregon. Y no te olvides que hay cuatro estaciones. Si tú visitas Maine en un hermoso día de Mayo, asegúrate de saber el clima de Enero, temperaturas bajo cero y un metro de nieve cambian a la Universidad un poco.

El tamaño de institución a la que asistirás puede dejar un gran efecto en tu experiencia universitaria. Las universidades grandes, digamos de más de 10.000 alumnos, tienen más actividades, más infraestructura, más estudiantes, más de todo. Universidades grandes también tienen más carreras de donde escoger, y cambios académicos pueden ser más fáciles. Sin embargo, esta mayor libertad también se refleja en los costos, en una universidad grande tienes mayor responsabilidad para planificar tu educación y encontrar una buena vivienda. En universidades pequeñas, digamos de menos de 4.000 alumnos, tú recibes atención más personalizada en todo, desde la inscripción hasta la asesoría académica de tu carrera. También es más fácil formar relaciones cercanas con los profesores.Todavía algunas diferencias entre una institución grande y pequeña son exageradas. Muchos estudiantes de colegio dicen que no quieren ir a una universidad pequeña porque no tendrán oportunidad de conocer a mucha gente. Bueno, ¿Cuánta gente conoces ahora? ¿Cuántos crees tú que conocerás en una universidad de 40.000 estudiantes? Más aún, las universidades grandes comúnmente están divididas en unidades, departamentos o facultades más pequeñas. Y aún si asistieras a una universidad grande, la mayoría de tu tiempo lo estarás pasando en tus estudios, grupo o club al que pertenezcas, o en tu dormitorio. Encontrarás que es más fácil conocer gente en una universidad pequeña, porque simplemente el ambiente es menos intimidante.

Tan importante de dónde vives es cómo vives. Las universidades difieren bastante en sus ofertas de alojamiento. Algunas ni siquiera lo ofrecen. Algunas no permiten el alojamiento fuera de sus límites. ¿Te importa ducharte en frente de una docena de compañeros/as? ¿Hay habitaciones individuales? Si eso es importante para ti, averígualo antes de decidir.
Esto puede sonar extraño, pero la ubicación de los dormitorios puede tener mayor impacto en tus estudios que la calidad de los cursos. Tus comodidades de vivienda influirán en el tipo de amistades que tengas, en cómo usarás tu tiempo libre, cuanto tengas que madrugar, y cuanto te puedas desvelar. La vida en todas las residencias de estudiantes son parecidas en algunos aspectos: son ruidosas, con mucha gente y muy divertidas. Sin embargo, también hay importantes diferencias y entenderlas antes de tomar una decisión será tu clave para tener años felices. Investiga la reputación de los dormitorios antes de decidir.

Cuánto puedan tus padres aportar para tu educación influirá en tu selección de universidad y la vida que tengas una vez que llegues ahí. El promedio de costo anual de una universidad de cuatro años estatal está en USD$7.200 dólares, mientras que el promedio de las privadas está en USD$18.184. Para manejar estos costos, posiblemente tendrás que trabajar mientras estudias y graduarte con deudas. Lo primero que debes hacer es sentarte con tus padres y dialogar acerca de ello.

El factor de mayor influencia en la satisfacción de los estudiantes en sus programas académicos es la calidad de sus profesores. Año tras año, estudiantes de las universidades de investigación más famosas aprenden que el prestigio académico y la habilidad para enseñar a los estudiantes no van de la mano. Es necesario recordar que la mayor parte de lo que se aprende en la universidad es material básico para los escolares aunque de cierto modo es difícil. No se necesita de un experto mundial en la Física de las Partículas para enseñar un curso de física; lo que se necesita es una persona que sepa cómo hacer este material inteligible para los estudiantes. Algunas veces, el asistente del profesor será mejor que él mismo por lo tanto no te debe preocupar si el asistente interviene en las clases y discusiones.

Si desde que tenías tres años quisiste ser un cirujano, asegúrate de que las universidades a las que aplicarás otorguen títulos en el campo de la cirugía. Pero ten presente que los estudiantes de primer año cambian sus cursos de estudios aproximadamente dos o tres veces. Entonces, asistir a una universidad que ofrece una variedad de disciplinas es siempre una buena idea.

Las computadoras son una necesidad actual en el lugar de trabajo. Tu familia puede tener una buena computadora, o tu colegio pudo haber tenido las mejores facilidades que te permitieron desarrollar tus conocimientos en computación. La universidad a la que asistas deberá tener mejores facilidades. Algunos te proporcionarán una computadora al llegar (estará incluida en tu cuenta). Otros te proporcionarán conexiones en los dormitorios que son específicamente para computadoras personales, o tendrán un grupo de computadoras localizadas en áreas comunes de la residencia. Muchos profesores utilizan programas de computación educacionales en la clase y muchas escuelas promueven la comunicación con sus profesores a través de cuentas de correo electrónico. Otras universidades ofrecen cursos virtuales donde no necesitarás estar presente en la clase, sino que deberás trabajar con documentos y notas de la clase respectiva desde las páginas WEB. Además realizarás las tareas distribuyendo tu tiempo y en tu propia habitación. Fíjate si las universidades a las que vas a aplicar te brindan estos servicios.

Si te gusta jugar fútbol, asegúrate de que la universidad tenga un equipo que compita en el nivel al que estás acostumbrado. Si quieres formar parte de la Asociación de Estudiantes, observa la influencia que tiene este dentro del campus. Las universidades varían en número y calidad de actividades extracurriculares.

El número de libros en la biblioteca no afectará tu educación. Muchas personas se preocupan demasiado por esto. En la actualidad, los estudiantes usan el Internet para sus investigaciones. Si tu universidad no posee la cantidad de libros que quieres, existirán otras posibilidades fáciles de encontrar. Si escoges una universidad por el tamaño de la biblioteca, te podrá suceder que cuando busques un libro, usarás tu computadora. En estos tiempos, hay muy pocas razones para entrar a la biblioteca a menos que sea por el baño.

Traducido de la revista TIME The Princeton Review, Spring 1998 Edition.